EL AURA

ojos de ángel

Aura viene de la palabra brisa.

Se trata de la energía de cada ser vivo. Tiene varias capas. Al igual que todo, se rige por el número 7.

Empiezan con lo visible (cuerpo físico) y progresan hacia vibraciones más sutiles y refinadas a medida que nos alejamos del físico.

Las Auras son todas diferentes y cambian con nuestros pensamientos, estado de ánimo, medio ambiente y salud.

El daño o agotamiento áurico, puede estar causado por la mala salud, los hábitos de pensamiento negativo(Belén Fernández Vilar – COACHING-VIBRACIONAL (belenvilar.com) véase qué es coaching vibracional), las poluciones del medio ambiente, la dieta, las adicciones y el estrés. Éstos desequilibrios áuricos producen una perdida de vitalidad que debilita el campo energético. Se muestran como áreas oscuras en el aura.

Las capas áuricas pueden ser fijas o móviles:

Las fijas son: La primera, la tercera, la quinta y la séptima.

Las móviles son: La segunda, la cuarta y la sexta.

EL PRIMER NIVEL es del cuerpo físico. Contiene recuerdos de la evolución del cuerpo. Es de color gris o azul pálido.

EL SEGUNDO NIVEL se relaciona con las emociones, siendo una masa de colores que giran y combinan con nuestro estado emocional.

EL TERCER NIVEL se relaciona con el cuerpo mental y es una capa fina de color amarillo. Sustento de nuestros procesos de pensamiento.

EL CUARTO NIVEL está relacionado con la energía de nuestro corazón. Tiene colores pastel. Cuando está desarrollado forma un bello arco IRIS.

LOS NIVELES QUINTO, SEXTO Y SÉPTIMO, son azul brillante y dorado. Pasan de azul plateado a dorado resplandeciente. Se relacionan con el desarrollo espiritual y no se pueden observar en la mayoría de la gente.

✔PARA DESARROLLARLOS ES IMPORTANTE UN PROCESO DE AUTOSANACIÓN COMPLETO (Heridas del pasado, transmutar pensamientos, cambiar hábitos, perdonar, sacar de dentro odios enquistados, desbloqueo de chakras, etc…)

✔PARA MANTENER EL AURA LIMPIA Y EQUILIBRADA hay varias técnicas, sin embargo, lo fundamental es el autocuidado completo.

LOS ANIMALES VEN NUESTRA AURA, SIENTEN NUESTRO ESTADO DE ÁNIMO: cuando se acercan con nobleza en los ojos y confianza; estás en un momento de EQUILIBRIO TOTAL. En cambio, si te ignoran, te quieren atacar o se alejan de ti con temor, es probable que tu estado mental se encuentre caótico.

LOS SENTIMIENTOS DE BAJA VIBRACIÓN: miedo, desconfianza… se trasmiten a través del aura.

FUENTE DE ENSEÑANAZA: Hazel Raven

Alumna:

Logo Belén Vilar

¿Quieres descubrir tus dones?